¡Bienvenido al mundo del porteo de bebés! Aquí comienza una nueva página de su historia con su bebé. +5519 - 99294.2231 o 19 - 99982.1679

Incluso puede parecer de sentido común que el bebé se sienta cómodo acostado, pero está lejos de la realidad cuando se trata de llevarlo. ¡Ven conmigo para conocer las razones por las que no llevas a tu bebé acostado!

La primera razón es la más preocupante y aterradora. Al colocar a un bebé acostado sobre la venda o el arnés, especialmente un recién nacido, existe un alto riesgo de asfixia postural. Esto se debe a que la tráquea del bebé aún está muy blanda y si apoya la barbilla en el pecho puede obstruir el paso del aire. A diferencia de una cuna u otra superficie plana (incluso el brazo, cuando está en su regazo), la tela del portabebés puede empujar la cabeza del bebé hacia el pecho, y una postura incorrecta puede obstruir el paso del aire. Mejor evitar este riesgo innecesario, ¿verdad?
Otro problema tiene que ver con la distribución del peso y la alineación del bebé. Se recomienda que el bebé permanezca lo más erguido posible, con su peso bien equilibrado entre los lados derecho e izquierdo. Con un ajuste adecuado, el bebé permanece con la columna C (redondeada), sus vértebras todas enganchadas y las rodillas más altas que el trasero, con las piernas en M. De manera que permanece como si estuviera sentado, con su peso bien distribuido en el trasero - sin presionar piernas, rodillas, tobillos o incluso la columna. ¡Así que se puede transportar durante horas, de forma ergonómica, cómoda y segura!

Pero, ¿qué pasa con la lactancia materna? Para aquellas que prefieren amamantar al bebé semi reclinado, es posible hacerlo incluso con el anillo o el cabestrillo. Solo conviene recordar que, al final de la alimentación, es importante devolver al bebé a la posición vertical. ¡Seguridad primero!

 

Incluso puede parecer de sentido común que el bebé se sienta cómodo acostado, pero está lejos de la realidad cuando se trata de llevarlo. ¡Ven conmigo para conocer las razones por las que no llevas a tu bebé acostado!