¡Bienvenido al mundo del porteo de bebés! Aquí comienza una nueva página de su historia con su bebé. +5519 - 99294.2231 o 19 - 99982.1679

¿Pero como asi? Es simple y te lo explicaré. Cuanto más regazo reciba un niño en los primeros años de vida, menos necesitará un "regazo" en la vida.
ㅤ ㅤ
Pero, ¿qué pasa con esa charla de negar vueltas todo el tiempo porque es adictivo?

Investiguemos. El niño pequeño, que todavía no habla, utiliza el cuerpo para expresarse, y esta expresión del cuerpo llega a través de las sensaciones de los sentidos, es decir, el tacto.
ㅤ ㅤ
El tacto es el primero de los sentidos en desarrollarse, aún en el útero. Cuando nace el bebé, inmediatamente necesita el cuello uterino (toque) para sentir la protección que tuvo en la vida intrauterina, para regularse y alimentarse. El regazo es la nueva DIRECCIÓN del bebé.
ㅤ ㅤ
Madre y bebé: regulación térmica entre el cuerpo de la madre y el bebé, regulación del sistema respiratorio y latido del corazón, sensación de calma y seguridad.
ㅤ ㅤ
¿Y después de dos años? ¿El niño en edad preescolar? Encuentra en su regazo Y ABRAZO (una herramienta de disciplina positiva) los estímulos que necesita para su regulación emocional. En su regazo está el tacto, la temperatura, los latidos del corazón, la respiración y el tono de voz (cuando se usa bien) que necesita para sentirse tranquila, protegida y finalmente, segura. Y esa seguridad ofrecida en la primera infancia conducirá a un adulto seguro.
ㅤ ㅤ
Entonces, cuando un niño se cae (por favor nunca digas que no fue nada y no te rías de tu niño, bienvenido), cuando le duele, cuando tiene hambre, está cansado, irritado, asustado, triste o incluso extremadamente feliz, recurre al regazo.
ㅤ ㅤ
Cuanto más el niño encuentra la receta de la regulación interna en el regazo de un cuidador adulto y PREPARADO para actuar con ella, más internaliza el paso a paso de esta regulación interna, hasta que es capaz de buscarla sin ayuda, por lo que dueña de sus propias emociones y capaz de lidiar con ellas.
ㅤ ㅤ
La regulación emocional, la atención, la comunicación y el regazo (o abrazo) siempre van de la mano.
ㅤ ㅤ
¿Estás pensando? ¿Tuvo sentido?


 

Texto escrito por
Georgina Morschel
Mãe da Júlia e do Matias - Educadora Parental certificada pela Positive Discipline Association (USA) -
Disciplina Positiva - Criação com apego - Montessori

Siga a Ge no Instagram para acompanhar todas as suas postagens:

@pode.me.chamar.de.ge